FOOD TRUCK EN ESPAÑA?

El fenómeno Food Truck, en España, sobre todo en las grandes capitales está haciendo estragos,…¿Qué es lo que realmente le atrae al cliente de estos puestos ambulantes? Su originalidad?, la comida? como están decorados? Sea lo que sea, se están convirtiendo en un asiduo en aquellos mercadillos “vintage” itinerantes, o espontáneos, ya que es los únicos sitios que “por ley” pueden obtener un permiso de venta ambulante de comida o tenderete, tal y como se recoge en el Reglamento 852/2004 de la CE. Permiso que se obtiene si está dentro de un evento, feria, o similar.

En España, existe una ordenanza únicamente que referencia la definición de venta de comida callejera incluyendo específicamente las churrerías, las heladerías y  puestos de castañas y boniatos asados, donde la manipulación de los alimentos es menor y sin tanto riesgo.

la foto 2 (4) la foto 4 (1) la foto 1 (5) la foto 3 (2)

Algunos Food Trucks en la Edición de Palo Alto de febrero.

 

FOOD TRUCK  EN LOS DOS FRENTES

A favor del Food Truck, se puede decir que es algo novedoso, que da un añadido al cliente. Es algo que desde la sencillez de sus elaboraciones cautiva. Se está convirtiendo en un fenómeno de moda, y muchas personas preferirían comer de un food truck que en un restaurante. Cierto.

También desde el punto de vista empresarial es más barato montar un Food Truck que un restaurante, así que podría decirse que es una vía para el desarrollo de algunas personas de la hostelería en el mundo empresarial.

Induce una nueva percepción de lo social, porque están decorados (la mayoría) con gusto, y cada Food Truck desarrolla su personalidad acorde a su oferta.

Se mira a paises de América del Norte y Sur, y mundo oriental y Asiático, y la comida en la calle es todo un reclamo, tanto turístico como de forma de vida.

 

En contra del Food Truck, básicamente son los riesgos sanitarios que se pueden correr dando de comer con las medidas o recursos no adecuados.

Cuando no tenemos controlados los sistemas de refrigeración por espacio, o por falta de recursos, podemos romper la cadena de frío, también se puede poner en riesgo la trazabilidad, y ya no hablar de las contaminaciones cruzadas en las pequeñas zonas de trabajo, que ofrecen la mayoría de los Food Truck o caravanas.

El control higiénico sanitario es básico, desde la uniformidad de las personas que te preparan la comida, hasta que tengan una formación específica sobre la limpieza de utensilios e higiene personal al tener contacto con la comida.

Dónde se ubican los alimentos, cómo se exponen, dónde se guardan, todo ello,  sin los sistemas adecuados puede acarrear graves problemas de una infección sanitaria.